El líder, ante su último salto mortal


compartir
¿Te ha gustado el post?
comenta y compártelo en tu red social.

 

Tomás Gómez, de 43 años, vive desde julio de 2007 en constante huida hacia adelante. Las circunstancias le han abocado, desde que ese año se convirtió en secretario general del PSM, a optar entre el salto mortal para tener alguna opción de caer de pie o la retirada. No en vano se ha enfrentado en cinco años a cuatro congresos y unas primarias. Así fue cuando tras las generales de 2008, menos de un año después de llegar al cargo, se enfrentó a la primera revuelta interna de los grupos de la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid, elegidos en unas listas que él había heredado de su antecesor, Rafael Simancas. O en 2010, cuando le dijo no a José Luis Rodríguez Zapatero y forzó unas primarias en las que ganó por la mínima a Trinidad Jiménez. O cuando hace un mes se situó en estudiado silencio junto a Carme Chacón y frente a Alfredo Pérez Rubalcaba en la carrera por suceder a Zapatero al frente del partido. Y, también ahora, cuando está a punto de comenzar el congreso ordinario en el que para mantener el liderazgo está obligado a reforzar su posición interna.

Como no tenía nada que perder, todas esas veces Gómez ha optado por la pirueta. Las mismas batallas que lo han convertido en un superviviente le han labrado la imagen en la arena política nacional del barón que siempre va a la contra, pero también el abanderado de las propuestas más innovadoras en el partido: él puso sobre la mesa las primarias a la francesa que ha adoptado el PSOE, la creación de un banco público y los debates internos entre candidatos, que Madrid ha estrenado esta semana.

Esa obstinación de Gómez viene marcada por dos circunstancias que han marcado a fuego su manera de actuar en política. Una es haber sido alcalde desde muy joven, sin haber estado nunca en la oposición en el Ayuntamiento de Parla, donde fue dos veces el alcalde más votado de España. Y se acostumbró a hacer política desde el poder, sin que nadie le tosiera y rodeado de aduladores. De ahí que Gómez se comporte en política como si gobernara pese a que la debacle electoral del PSOE en las autonómicas del pasado mayo le otorgó el récord de ser el candidato socialista a la presidencia de Madrid con el peor resultado de la historia (26,23%).

La otra circunstancia que le ha marcado es haber vivido como una traición el enfrentamiento que tuvo con su primer secretario de Organización, Paco Pérez, amigo desde las Juventudes Socialistas. En marzo de 2008, tras las elecciones generales, en las que Zapatero tuvo sus peores resultados en Madrid, Pérez pagó con su cabeza los primeros movimientos internos para reprochar al secretario general que no se había hecho un esfuerzo suficiente. Gómez se convirtió en un líder desconfiado, con un círculo cerrado de colaboradores. En un político cuya enseña es conmigo o contra mí. Mientras algunos colaboradores cercanos lo definen como una persona cariñosa, con buen sentido del humor y muy trabajador, sus detractores lo describen como una persona dictatorial y nulo para el trabajo en equipo.

Como político ha ganado muchas tablas: se notan en que tiene una buena oratoria, un discurso propio —con algunos bandazos desde posiciones más centradas hasta el ala más a la izquierda— y se desenvuelve bien en las intrigas palaciegas. Es el candidato favorito, porque controla el aparato regional y en este congreso votan 963 delegados —en su mayoría cuadros de las agrupaciones a los que él colocó— y no los 18.000 militantes de Madrid. Tiene en contra que ya ha perdido elecciones y que ha pisado demasiados callos en el partido. Si gana, buscará ser la punta de lanza en la oposición interna a Rubalcaba para optar a ser el recambio en el futuro. Si pierde, no le quedarán vías de escape.

Continua leyendo aquí:
El líder, ante su último salto mortal

 

Etiquetas

, , , , , , , ,

Noticias Relacionadas

Sobre el autor



Web Personal


 

compartir
pinterest
¿Te ha gustado el post?
comenta y compártelo en tu red social.

 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Dejar un comentario

 




 
 


tres − 1 =

 

Ultima Hora Noticias no es responsable de los comentarios y opiniones expuestas por terceros en este sitio web. Al enviar el presente formulario el usuario acepta las normas propuestas e indicadas en nuestro aviso legal.

El diario se reserva el derecho de no aceptar o eliminar los comentarios que estimemos fuera de tema o contrarios a las normas de uso.