España, Paí­s Vasco|21 abril, 2012 0:26

López anuncia recursos contra los recortes que invadan competencias

El lehendakari, Patxi López, demostró ayer que no piensa rebajar ni un ápice sus críticas al Gobierno de Mariano Rajoy, respecto a todas aquellas iniciativas que no comparta, con independencia del evidente malestar que ello provoca en el PP vasco, socio preferente de los socialistas en Euskadi. En este sentido, y aunque aseguró que no pretende “jugar a hacer de oposición”, el líder del Ejecutivo autónomo rechazó ante el Parlamento los nuevos recortes de 10.000 millones de euros en sanidad y educación que se pretenden impulsar desde Madrid, ante los que se comprometió a defender “con uñas y dientes” la capacidad de autogobierno para “proteger el Estado del bienestar”.

Durante el pleno de control celebrado en la Cámara vasca, y en respuesta a las interpelaciones de Ezker Anitza y Aralar, López aclaró que su Gobierno será, ante todo, responsable ante un escenario económico tan complicado y no “insumiso”, por lo que cumplirá con aquellos recortes que sean estrictamente “obligatorios”. Matizó, sin embargo, que “se recurrirán los que invadan las competencias” vascas, para lo que no descartó acudir incluso al Tribunal Constitucional, y que en ningún caso se aplicarán los que sean “radicalmente opuestos” a las necesidades básicas de los ciudadanos. “No voy a ser yo el lehendakari que acabe con las políticas públicas”, garantizó.

López reconoció que la crisis obliga a realizar determinados ajustes, pero recalcó que estos no se pueden llevar a cabo “de cualquier manera y a cualquier precio”, porque se podrían agravar incluso los problemas. En este sentido, recriminó que los recortes aplicados en Europa durante los últimos años solo han contribuido a ralentizar aún más la economía y lamentó que España, desde la llegada del PP al Gobierno, se haya convertido en “un alumno aventajado” de la citada política. “Abarata el despido cuando hay que generar empleo, recorta la investigación pese a que hace falta un cambio de sistema productivo…”.

Ante la insistencia de la oposición en conocer la respuesta del Gobierno vasco a los ajustes planteados por el central, el lehendakari aclaró que en la actualidad se están analizando las propuestas planteadas por el equipo de Rajoy esta semana, para determinar qué “margen de respuesta” existe. “En estos momentos son más las dudas que las certezas”, reconoció López. No obstante, sí concretó que en materia educativa, algunas de las iniciativas propuestas son “susceptibles de invadir las competencias” vascas. Citó, por ejemplo, las que hacen referencia a las horas de clase de los profesores, a las sustituciones y a los complementos salariales. En lo que a sanidad se refiere, el líder del Gobierno vasco cuestionó también el copago, ya que puede provocar más gastos de gestión que beneficios de recaudación posteriores.

El lehendakari aclaró, en cualquier caso, que el problema no es de competencias, sino de degradación de las políticas públicas. Así, diferenció los “recortes” del Gobierno central de los “ajustes” llevados a cabo por el Ejecutivo autónomo, que no han propiciado, en su opinión, una merma en la calidad de los servicios, ya que Euskadi se mantiene como una comunidad pionera en distintas materias sanitarias y educativas. En este sentido, abogó por una “salida diferente” a la crisis, basada, por ejemplo, en una reforma fiscal “seria, justa y equitativa”, que reduzca la desigualdad entre quienes más y menos capacidad económica tienen.

En plena vorágine sobre el papel político de las comunidades autónomas, y en respuesta a una pregunta de UPyD, López se comprometió a defender la capacidad vasca de autogobierno, “para tomar decisiones” que permitan combatir los problemas de la ciudadanía, frente a quienes tienen una “obsesión centralizadora y homogeneizadora”. En este sentido, se confesó contrario a la imagen de las regiones como “las causantes de todos los males”, así como reacio a devolver al Gobierno central algunas de las competencias transferidas. Máxime, en el País Vasco, donde el desarrollo del Estatuto de Gernika, más de tres décadas después, aún no se ha completado. “¿Qué clase de dirigentes son quienes cuando las cosas van bien reclaman competencias, pero cuando van mal prefieren renunciar a ellas?”, cuestionó.

El lehendakari abordó también la polémica reforma laboral aprobada por el Ejecutivo central para garantizar que su Gabinete “no tiene ninguna intención de usarla para despedir a nadie” de las empresas públicas. Según aclaró, con un lenguaje eufemístico, en Euskadi no se aplicarán “miméticamente” las medidas que se recogen en la misma, sino que se optará por “mejorar la eficiencia” de todos los recursos disponibles.

Continua leyendo aquí:
López anuncia recursos contra los recortes que invadan competencias

Dejar un Comentario