España, Madrid|12 septiembre, 2011 15:54

Narciso de Foxá anunció la cesión de un terreno a la Fundación RECAL

El Alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá Alfaro, ha anunciado que se rehabilitarán dos viejas edificaciones ubicadas en una parcela del Monte del Pilar, para el funcionamiento de una residencia de reinserción socio-laboral de personas con adicciones y la implementación de una granja-escuela.“No se trata de una privatización y tampoco se construirá nada, pues se rehabilitarán unas edificaciones ya existentes de aperos de labranza que ocupan 600 m2 dentro de una parcela de 17 mil m2 en donde se ubicarán las huertas”, indicó. Esto se hará en el marco de una cesión de terrenoa la Fundación RECAL, una institución sin ánimo de lucro, que vela por la integración y el tratamiento de las personas con diversos tipos de adicción.

En ese sentido, Narciso de Foxá ha destacado que “es una cesión avalada por los servicios jurídicos y técnicos municipales para hacer una granja-escuela en el Monte del Pilar, cuyo valor añadido es integrar la protección y el estudio del medio ambiente con el tratamiento de las personas con algún tipo de adicción”. De Foxá también ha recordado que “esta residencia albergará a hijos de majariegos con problemas fundamentalmente de adicción al alcohol”.

El alcalde Narciso de Foxá Alfaro ha instado a evitar cualquier “alarma injustificada ligada a intereses partidistas” pues “el Ayuntamiento de Majadahonda vela por el bien social y el Monte del Pilar es patrimonio de todos los ciudadanos”. Por ello “hago la petición a los majariegos de conocer a la Fundación RECAL. La labor que realizan los profesionales de RECAL con personas con adicciones es muy importante, y su método de trabajo tiene un éxito del 80%”, indicó.

Tanto el Ayuntamiento de Majadahonda como la Comunidad de Madrid colaboran con la Fundación RECAL, una institución que trabaja hace una década con aquellas personas -y sus familias- afectadas por la adicción a sustancias psicoactivas. La Fundación basa su labor en la aplicación del Modelo Minnesota de Adicciones, el cual entiende el abuso y dependencia a estas sustancias como una enfermedad, y no como una deficiencia moral reprobable. Así, esta institución, sin ánimo de lucro, pretende conseguir la abstinencia total de todo tipo de drogas, y a la vez potenciar entre los beneficiariosdel programa el aprendizaje de una nueva forma de vivir y encarar la realidad.

Sin Comentarios

Dejar un Comentario