España, Galí­cia|21 abril, 2012 0:47

“No esperaba nada normal de Conde Roa”

La dimisión de Conde Roa reconfigura el Gobierno local de Santiago y deja a Ángel Currás al mando. A Xosé Sánchez Bugallo (Teixeiro, 1954) le sorprende lo pronto que ha acabado el popular su mandato pero no lo que ha pasado.

Pregunta. ¿Cómo ve los cambios en el equipo de Currás?

Respuesta. El nombramiento de Reyes Leis como teniente de alcalde obedece a un equilibrio de fuerzas internas dentro del PP porque fue una de las personas que más significó, no sé si tanto en la defensa de Ángel Currás como en la oposición a Paula Prado. Es un reconocimiento por los servicios prestados.

P. ¿Ve una brecha en el PP?

R. Todos vimos que había una confrontación más igualada de lo que se preveía, pero el tiempo será el que diga si estas heridas se cierran rápidamente o no.

P. ¿Y la salida de Espadas, jefe de gabinete de Conde Roa?

R. Me parece positivo que Currás configure su propio equipo y es evidente que el encaje de Ángel Espadas era muy difícil. Hasta donde yo sé, no es una persona que lo apoye a él. Nosotros no sentimos ninguna pena por el cambio.

P. ¿Gana o pierde el Ayuntamiento sin Conde Roa?

R. Gana. Conde Roa fue como un elefante en una cacharrería desde el primer día. Ocasionó importantes destrozos tanto en el tejido interno del Ayuntamiento, con el maltrato, destitución y marginación de funcionarios magníficos, como en las relaciones entre el Gobierno y oposición. Fue una pérdida de tiempo durante nueve meses. Ni se aprobaron los presupuestos ni se sacó ningún tema importante adelante. Montamos un lío monumental con lo del AVE al aeropuerto y al final somos los únicos que estamos sin estación. Fue un auténtico desastre, por no hablar de la imagen de la ciudad, que siempre fue equilibrada, respetuosa con las ideas diferentes, tolerante y él fue todo lo contrario. Sus espectáculos, sea en la ópera, sea con Leo Bassi o con cualquiera, convertían a Santiago en referencia de la intolerancia, de la cutrería y el reaccionismo más carca.

P. ¿Por qué se presentó a Conde Roa a la Alcaldía sabiendo que lo investigaban?

R. Él sabía de sobra que ni pagara ni declarara. Los que lo investigaban podrían tener dudas, pero él lo sabía perfectamente. Es una irresponsabilidad más. Todo el mundo esperábamos de él cosas de este tipo y mucho más. Pocos esperábamos cosas normales. Tiene una gran responsabilidad el PP presentando una persona de estas características.

P. ¿Qué ganó en estos meses?

R. Él no pensaba que esto iba a ser así. Tenía la ilusión y la esperanza de que esto se arreglara. Es una persona acostumbrada a jugar al límite y a que muchas cosas le saliesen bien. Durante cuatro años nos estuvo engañando al Ayuntamiento y al Congreso con la dedicación exclusiva diciendo que no tenía actividad de la construcción.

P. Currás ha dicho que va a agilizar los presupuestos.

R. Teniendo en cuenta que iban a ir en noviembre, hablar de agilización parece una broma. Teniendo en cuenta que él acaba de llegar, tampoco vamos a presionar especialmente. No se le puede dar 100 días de gracia porque llevan nueve meses gobernando, pero entendemos que él querrá estudiar los presupuestos.

P. ¿Estos cambios afectan al grupo socialista?

R. No, nosotros lo que vamos es a estar atentos. Para nosotros fueron muy dolorosos y desagradables los nueve meses anteriores. Fue un maltrato institucional inaceptable. Esperamos que las cosas vuelvan a un camino de normalidad. Puede haber un amplio espacio de encuentros en el que trabajemos juntos porque estamos en un momento muy crítico. El paro aumentó en 2.000 personas, un 27% desde julio; los datos de ocupación hotelera del primer trimestre son los peores desde que tenemos registro, 10 puntos por debajo del año pasado. Y en Santiago, gracias a la política de vivienda y a Emuvissa, fue una isla. Estuvimos contruyendo en 2008 y 2009 mil y pico viviendas y en 2011 casi 700 más. En lo que va de 2012, hay 11 licencias. Es una disminución del 90% sobre los mismos meses del año pasado. Eso tiene efecto sobre los ingresos en el Ayuntamiento y sobre todo sobre el paro.

P. ¿Qué medidas económicas propone el PSOE?

R. En el próximo pleno vamos a llevar propuestas sobre todo en materia turística. El Gobierno tiene que reaccionar porque durante nueve meses estuvo en una fase destructiva, de destruir la herencia anterior pero sin poner en marcha una alternativa. Se deberían plantear si el giro que dieron a la política de vivienda tiene que ver con esta caída libre del número de viviendas.

P. ¿Piensa acabar la legislatura?

R. No lo sé. El futuro no se conoce y ahora no estoy en condiciones de contestar. Tenía claro que si uno se presenta tiene que cumplir la misión. ¿Esto quiere decir que vaya a completar los cuatro años? No lo sé.

Leer el original aquí:
“No esperaba nada normal de Conde Roa”

Dejar un Comentario